martes, 23 de febrero de 2010

PAPABURGUERS (MONTADITOS DE PATATAS Y CARNE PICADA).

- -
Esta receta está inspirada en una del chef Sergio Fernández. La vimos en su programa "Cocinamos contigo" de Canal Cocina. Y la cosa es que la pillamos ya empezada, pero nos llamó la atención por su originalidad y las posibilidades que ofrecía para "alimentar a la prole".
Si serán raritos nuestros niños que no les gustan las hamburguesas al uso tradicional; pero éstas resultaron un exitazo. La próxima vez, tendremos que preparar doble cantidad.
-
-
INGREDIENTES:
-
- 2 patatas grandes.
- 3 huevos.
- 200 g de carne picada (pavo y pollo).
- 100 g de harina de soja.
- 50 g de harina de arroz.
- Zumo de 1 limón.
- 2 dientes de ajo.
- Aceite de oliva.
- Sal, pimienta y ajo en polvo.
GUARNICIÓN:
- Tomates cherry.
- Maíz dulce.
- Remolacha hilada.
- Lechuga.
- Optativo: mayonesa y/o ketchup caseros.
-
-
ELABORACIÓN:
- Una media hora antes, se aliña la carne picada con el zumo de limón, un poco de sal, unas vueltas de pimienta y una cucharadita de ajo en polvo (así los niños no lo ven..., y el sabor se incorpora mejor a la carne). Añadimos 1 huevo y se mezcla bien. Reservamos.
- Se pelan las patatas y se cortan unas rodajas de 1/2 cm de ancho aproximadamente. Nosotros hicimos 6 montaditos; o sea, cortamos 12 rodajas.
-
-
- Se coloca a fuego bajo una cacerola con aceite de oliva virgen extra, suficiente como para cubrir las 12 rodajas de patatas. Añadimos un par de dientes de ajo crudos con un corte para que no salten. Lo calentamos durante unos 5 minutos y ponemos las patatas. La intención es confitarlas, así que la temperatura no puede subir mucho (unos 70º C). Con unos 12 ó 15 minutos han de quedar bien en su punto: tiernas paro que no se rompan al manipularlas luego.
-
-
- Las sacamos y les echamos un poquito de sal (mejor, gorda).
- Con la carne picada, preparamos 6 bolitas, que iremos moldeando ajustando al tamaño de las rodajas de patatas.
-

- - -

- Encima de la carne, colocamos otra rodaja de patata y aplastamos un poquito hasta conseguir la forma de hamburguesa. - -

- - -

- A continuación introducimos nuestra particular hamburguesa en un cuenco con los 2 huevos restantes batidos. Le damos la vuelta para que se impregnen bien. - -

-

-

- Mezclamos las dos harinas. Usamos la de arroz porque se adhiere mejor a los alimentos; y la de soja porque aporta una textura con sus granulitos, que cuando quedan fritos dan un puntillo crujiente muy agradable. Lógicamente, se puede usar cualquier otro tipo de harina. -

-

-

- Pasamos por la sartén (con el mismo aceite de antes) y freímos a fuego medio, hasta que estén doraditas por ambos lados. Sacamos y dejamos escurrir en papel de cocina. -

-

-

- Montamos el plato y acompañamos con unos tomatitos cherry, maíz dulce, lechuga..., lo que más nos guste. También han de quedar bien con un ketchup casero, una mayonesa. - -

Como la patata conserva tanto el calor, mientras se van adornando y sirviendo los platos, no se enfría y llega en perfectas condiciones a los señores comensales. Fue un éxito total de crítica y público, supo a poco y la demanda para la próxima ocasión se incrementará en un 200%. - -

-

8 comentarios:

Amanda dijo...

Qué original! Esta super curioso y tienen una pinta.
Besotes.

Su dijo...

pero que caserito,,,y original para nuestros niños,,como me gusta

Mila dijo...

Una receta muy interesante y original y la verdad es que ofrece muchas posibilidades.
besos

Marhya dijo...

Qué cosa más original y más rica, me encanta la idea, no me extraña que os haya gustado. Me la anoto.
Besos.

glutoniana dijo...

Muy original y muy bueno!

El futuro bloguero dijo...

Fantástica y sencilla. Genial, Secre

El Secretario dijo...

Hola a todos, amigos.


De nuevo, muchísimas gracias por vuestras visitas y vuestros amables comentarios.

Abrazos y buen provecho.

Morguix dijo...

¡¡Qué idea tan original y tan rica!!.
Un plato a tener en cuenta.
Besotes.