sábado, 17 de noviembre de 2007

DULCE DE MEMBRILLO CON NUECES.

Dulce, o carne (como se le llama por aquí), de membrillo.
Estamos en otoño y es la época de ese fruto, originario del oeste de Asia, de la zona caucásica, pero actualmente se cultiva en toda Europa. Llegó a España a través de Grecia e Italia, donde era una fruta muy estimada. En Grecia, los membrillos estaban consagrados a Afrodita, la diosa del amor. Este fruto era el símbolo del amor y fecundidad, y los recién casados debían comer uno antes de entrar en la habitación nupcial.
Los membrillos no se suelen comer crudos debido a su sabor muy ácido. Además, la presencia de pectina (un tipo de fibra) en esta fruta los hace apropiados para la elaboración de mermeladas, jaleas o dulce de membrillo, sin necesidad de añadir otras sustancias espesantes para lograr una consistencia correcta. Por su contenido en taninos y pectinas, el consumo de membrillo produce efectos beneficiosos en caso de diarrea.
INGREDIENTES:
- 1'500 kg de membrillos (una vez limpios).
- 1 kg de azúcar morena.
- 1 kg de nueces.
ELABORACIÓN.
Se limpian con un paño los membrillos y se trocean (sin pelar), quitando todo lo que no vale.
En una olla exprés (no rápida), se vierte el kilo de azúcar y los membrillos. Se pone a fuego moderado para que vaya derritiendo el azúcar y el membrillo empiece a soltaar su jugo, moviéndolo continuamente para que no se pegue ( de 15 a 20 minutos).
Se tapa la olla y, una vez que empiece a hervir, se cuentan otros 20 minutos.
Se aparta del fuego, se deja enfriar un poco y se bate con el brazo de la batidora hasta conseguir la textura deseada.
Se vierte en los moldes, previamente cubierto el fondo con una capa de nueces peladas, crudas y troceadas.
Se deja enfriar un poco y se mete en la nevera un par de horas para que cuaje bien.
Y..., listo: a servir y a comer. ¡Buen provecho!
oOoOoOoOoOo
OoOoO
Al llevar más cantidad de membrillo que de azúcar (hay recetas en que la cantidad es la misma...), el sabor del membrillo destaca mucho más, no queda tan dulce, es más sano y..., engorda menos.
Está muy bueno con queso fresco de cabra, tortas de arroz integral, galletas o pan al gusto...
Es un postre muy fácil de preparar y está muy rico.
No lleva ningún tipo de conservante, pero puede aguantar en la nevera todo el invierno.
Los membrillos y las nueces son cosecha propia (sin nada raro añadido, sólo mucho cariño...)

4 comentarios:

Matilde Selva dijo...

Un blog muy cuidado y con unas recetas y fotos estupendas.
Felicidades por la iniciativa.

Un abrazo

El Secretario dijo...

Hola Matilde.

Estás invitada. Cuando quieras, te pasas a probar el dulce de membrillo. Salió riquísimo.

Abrazo con aroma a membrillos.

modes amestoy dijo...

me alegro de conoceros y espero aprende con vosotos.
Un abrazo

<< Lolylla >> dijo...

Que buena pinta que tiene!!!!

Un saludo para ambos ;)